Tarta de queso y frutas del bosque

lunes, 24 de noviembre de 2008



Madre mía, queda justamente hoy un mes para la noche buena y aún estoy así. Me queda por poner segundos platos, otros aperitivos, más primeros, no sé si llegaré. Bueno, hoy os dejo este postre delicioso, que seguro que a todo el mundo le gustará. Es fácil de hacer. Se tiene que preparar la noche antes para que al día siguiente se pueda comer bien. Hay que dejarlo unas horas en el frigorífico para que cuaje del todo. Veréis qué sencillito y qué bueno que está. Ya me contaréis.

Ingredientes
Para la base:

1 paquete de galletas digestive
75 gr. aproximadamente de mantequilla sin sal
1 copita de vino dulce
Para el relleno:

500 gr. de nata para montar (35 % M.G.)
1 terrina de queso para untar
100 ml leche condensada
7 hojas de gelatina neutra
Para la cobertura:

1 tarro de mermelada a gustos (el de la imagen es de fruta del bosque)
4 hojas de gelatina
Preparación

Para la base: Trituramos bien el paquete de galletas. Derretimos la mantequilla y mezclamos con las galletas y la copita de vino dulce. Removemos bien hasta formar una pasta. La colocamos bien extendida sobre un molde, a gustos, cuadrado, redondo, cómo prefieran, pero que se desmolden bien.


Para el relleno: Poner la gelatina en un recipiente con agua fría unos cinco minutos, hasta que se ablande.
Cuando pase el tiempo, escurrimos bien la gelatina, una por una y la introducimos en un cacillo con un poco de nata, para que se derrita. Removemos bien hasta conseguir deshacerla.
Introducimos la nata con la gelatina disuelta en un recipiente, con el resto de la nata, el queso y la leche condensada.
Trituramos bien, hasta unir todos los ingredientes
Echamos sobre la base de galletas.
Colocamos en la nevera para que cuaje un poco antes de preparar la cobertura. Más o menos media hora.

Para la cobertura: En un cacillo colocamos todo el recipiente de mermelada, removemos. Si vemos que está espeso, añadimos agua, unos chorritos, no mucho.
Cuando esté caliente, añadimos las 4 hojas de gelatina previamente ablandadas con agua fría y escurridas.
Removemos hasta derretir la gelatina. Dejar entibiar un poco.
Echar encima de la capa blanca de crema, una vez esté algo cuajada.
Dejar unas horas en el frigorífico.
Cuando vayamos a servir, con un cuchillo pasarlo por el borde del molde para desmontarlo con mayor facilidad.
No hace falta retirar la base del molde, se coloca sobre una bandeja bonita o un plato, ya que de lo contrario corremos el riesgo de que se nos rompa y no nos quede bonito.



Adornar con lo que más guste. Se puede jugar con el color de la mermelada escogida y contrastar con colores llamativos o cálidos. Golosinas, perlas de colores, bombones, galletas de barquillo, etc... La imaginación al poder.


Espero que os haya gustado


Un saludo


Sra. Claus

6 comentarios:

Reno Sra Claus dijo...

Sra Claus, menos mal que la encuentro!!! El Sr Santa dice que no nos va a dar tiempo de prepararlo todo, así que le recuerdo, que debe preparar las canciones, los regalos, la mesa... Esta mujeerrrr!!!
Aunque tengo que decirle que el trozo que quedaba me lo he comido yo!!! ja! ja!

Piuchi ( Rocio) dijo...

que rica sra claus!! es una de mis tartas favoritas y la suya se ve realmente deliciosa!!! besitos

Las Bollis dijo...

que rico Sra. Claus todas las cosas que usted hace, a nosotras nos gusta mucho estas tartitas de queso, de hecho en nuestro blog tenemos también por lo menos un par de recetas ya que no pueden faltar nunca, y que pinta esos canapés que hace usted tan apetecibles y con tan buena decoración.

besitos.

CocinArte dijo...

Ains...que ricas estas tartas, y esta con la leche condensada...tiene que estar de lo más rica!! Ya veo que ni los renos, pueden dejar de probarla..jajaja

Núria

martuki dijo...

Que exquisita tarta nos ha preparado Sra Claus,tendría usted la amabilidad de invitarme a un trocito?? es que con ese corte que nos pone de la tarta en la foto entenderá usted que me encapriche no??su presencia se va haciendo más notable por momentos Sra Claus con semejantes delicias y el aire ya huele a Navidad!!un beso fuerte y como siempre le digo otro a Santa Claus, contento le debe tener con estas exquisiteces!!

Sra. Claus dijo...

Ya decía yo... ¿Y dónde lo he metido? Le he hechado una repimenda a los duendecillos porque lo había reservado para una visita... Bueno, no pasa nada, jijiji ¿Te ha gustado, verdad?.., Y no me vengas con prisas que ya ando bastante estresada, jijiji A ver si me echas una mano, que de esto tú entiendes más que yo. Sólo hay que ver cómo decoras el carruaje de Santa... Queda siempre fabuloso.

Me alegra Piuchi. También es de mis preferidas. Se puede acompañar con cualquier mermelada o coulis de frutas. Está deliciosa.Un besito guapisima.

Me alegra mis niñas. Esta tarta tiene muchas salidas, para cualquier época del año viene muy bien, y se puede hacer con gelatina o cuajada, como más os guste... Un beso y gracias por ese bonito premio

Ya ves Núria, en cuanto me descuido, jijiji Está muy dulce, si eres golosa, le puedes añadir un poco más de leche condensada, pero sólo un poquito más, jijii Saludos

Hola Martuki... y tan contento, jijiji Ya ves, que deja de pasar por mi cocina olisqueando los platos. Sí, ya huele a navidad. A ver si llegan ya estos días, que tengo unas ganas de ver a Santa repartiendo regalos... Y por supuesto, tienes un trozo de tarta para ti. La próxima vez que haga te guardaré uno para ti en un lugar secreto de mi cocina..., porque si no es un reno el que se lo come, es un duendecillo o el mismo Santa, jijiji Besos